Historia De Los DEA


En Cardiac Science, estamos en primera línea en el desarrollo de desfibriladores desde hace muchos años, tanto en cuanto a su fabricación como en la venta de DEA y de dispositivos para la formación con el fin de ayudar a salvar vidas en todo el mundo.

No obstante, si bien habitualmente hablamos acerca del desarrollo de productos innovadores y nuevos, raramente hablamos acerca del pasado.

¿Cuándo se inventó el desfibrilador?

El primer desfibrilador portátil fue inventado por Frank Pantridge en Belfast, hacia mediados de 1960. Este modelo pesaba 70kg y se alimentaba con baterías de coche. Ya hacia mediados de 1968 Pantridge había creado un dispositivo que pesaba tan sólo 3kg, y llegó a conocerse como el “Padre de la Medicina de Emergencia” gracias a sus trabajos pioneros.

Sin embargo, la pregunta de “quién inventó al desfibrilador” nos lleva de hecho hacia finales del siglo XVIII.

Ya en 1775, los científicos experimentaban con gallinas para demostrar que los corazones podían ser reiniciados y detenidos mediante electricidad. Más de un siglo más tarde, los fisiólogos suizos JL Prevost y F Batelli demostraron que la electricidad podía reiniciar corazones de perros y, alrededor de 1925, William B. Kouwenhoven ya investigaba la desfibrilación y la RCP utilizando ratas en Estados Unidos.

No fue sino hasta 1947 que la desfibrilación pudo ser eficazmente practicada en una persona, tarea que recayó sobre el médico Claude Beck. Beck practicaba una cirugía sobre un niño de 14 años cuando el paciente sufrió una fibrilación ventricular – y luego de aplicar dos descargas eléctricas, su corazón comenzó a latir nuevamente. Pero este escenario de “pecho abierto” altamente invasivo fue sólo el comienzo.

Se tardaron otros nueve años para que una desfibrilación a “pecho cerrado” pudiera ser eficazmente practicada en personas – aunque Kouwenhoven logró revivir a un perro de esta forma en 1954. A esto siguieron los primeros dispositivos DEA en 1978, que utilizaban sensores para detectar la fibrilación ventricular. Finalmente en el 2004, Cardiac Science lanzó el primer desfibrilador automático de acceso público.

Los desfibriladores hoy día

En Cardiac Science, somos líderes a nivel mundial en el desarrollo y comercialización de DEA con tecnología salvavidas desde 1991. En la actualidad, nuestro principal foco es liderar el desarrollo haciendo posible la fabricación de desfibriladores como el Rescue Ready®.

Por ello hemos diseñado nuestro DEA Powerheart® para que efectúe comprobaciones diarias, y así garantizar que estén preparados para ser utilizados en todo momento en caso de emergencia. Para ello hemos desarrollado la tecnología STAR® Biphasic, que personaliza el nivel de energía de desfibrilación aplicada a la actividad del corazón del paciente. Tal vez lo más importante es el por qué hemos añadido instrucciones vocales y de texto en la pantalla, para garantizar que nuestros DEA puedan ser utilizados por cualquier persona – no sólo por profesionales médicos.

Creemos que esto siempre ha de ser la prioridad para los innovadores de desfibriladores en el futuro. No sólo hacer que los DEA sean más inteligentes, portátiles y poderosos – sino también garantizando que en situaciones de emergencia, cualquier persona pueda tener acceso a ellos, utilizarlos, y ayudar a salvar vidas.

Debido a que a pesar de los numerosos cambios científicos y tecnológicos que han tenido lugar durante la larga historia de los desfibriladores, el salvar vidas ha sido siempre el objetivo primordial.

¿Está pensando en instalar un desfibrilador de acceso público en su oficina o comunidad?

Póngase en contacto con nuestros expertos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *