¿Qué es un paro cardíaco súbito?


El paro cardíaco súbito (SCA, por sus siglas en inglés) un concepto que muchos de nosotros hemos escuchado. Pero, ¿qué significa realmente? Bien, si no se recibe tratamiento en unos minutos, el resultado habitualmente es la muerte. Con esto en mente, el aprender acerca de las causas, síntomas y tratamiento de un paro cardíaco súbito es esencial no sólo para los profesionales de la medicina, sino también para el público en general.

¿Qué es el paro cardíaco súbito?

El paro cardíaco repentino se refiere a un problema con el sistema eléctrico del corazón que provoca que deje de latir con normalidad. Cuando esto ocurre, la sangre no tiene forma de llegar al cerebro y a otros órganos vitales; si esto se mantiene durante más de unos minutos, los órganos pierden el oxígeno y la persona muere.

¿Por qué sucede?

Problemas en el sistema eléctrico del corazón provocan latidos irregulares conocidos como arritmias. Durante una arritmia, el corazón late demasiado rápido, despacio, o con un ritmo irregular. Sin embargo, algunas arritmias pueden provocar que el corazón deje de latir, lo que resulta en un paro cardíaco súbito.

Causas y factores de riesgo

La mayoría de los paros cardíacos súbitos están provocados por una fibrilación ventricular (v-fib), que es un tipo de arritmia. Durante una fibrilación ventricular, los ventrículos del corazón no se contraen adecuadamente y en su lugar “tiemblan” con mucha rapidez y de forma irregular: esto lleva a que el corazón no sea capaz de bombear sangre al cuerpo.

Existen varias patologías que pueden terminar en un paro cardíaco súbito, incluyendo:

  • Enfermedades coronarias – esta enfermedad provoca una acumulación de placas en las arterias coronarias. Ello puede resultar en un infarto que puede desencadenar un paro cardíaco sú
  • Estrés físico – una actividad física intensa, niveles de potasio o magnesio extremadamente bajos, una falta severa de oxígeno y una gran pérdida de sangre pueden llevar a un paro cardíaco sú
  • Cambios estructurales del corazón – un corazón que haya crecido debido a una elevada tensión arterial, por ejemplo, puede ocasionar un paro cardíaco repentino.
  • Patologías heredadas – una predisposición a las arritmias puede estar presente en la familia, poniendo a la persona en una mayor situación de riesgo de sufrir un paro cardíaco sú

¿Quiénes están en mayor situación de riesgo?

Aunque los paros cardíacos repentinos pueden ocurrir a cualquier persona, independientemente de su edad, dieta o situación física, existen algunos factores de riesgo que pueden aumentar su probabilidad de ocurrencia. Aparte de experimentar cualquiera de las condiciones anteriores, el paro cardíaco súbito conlleva factores de riesgo entre los que se incluye el consumo de medicamentos y alcohol, y un historial personal de arritmias.

El riesgo de sufrir un paro cardíaco repentino también aumenta con la edad, y es más común en los hombres. Además, su dieta y estilo de vida pueden aumentar el riesgo de sufrir otras patologías como enfermedades coronarias e infartos, que son causas conocidas del paro cardíaco súbito.

Síntomas y señales

Habitualmente no existen señales que indiquen que se va a producir un paro cardíaco súbito. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar un aumento de las palpitaciones y mareos antes de desmayarse. Los síntomas de un paro cardíaco repentino incluyen:

  • Pérdida de conciencia
  • La persona, si solicitada, no respuende
  • Ausencia de respiración, o respiración anormal

Si se encuentra con alguna persona en este estado, necesitará de un tratamiento inmediato.

Tratamiento

Si ve a alguien que está sufriendo un paro cardíaco repentino, llame a Emergencias e inicie la RCP inmediatamente. También necesitarán un desfibrilador para aumentar sus posibilidades de supervivencia: de hecho, por cada minuto que pasa sin desfibrilación, las probabilidades de supervivencia de la persona disminuyen en un 10%. En promedio, los servicios de emergencia en España tardan quince minutos en llegar, de forma que tener un desfibrilador a mano puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Un desfibrilador externo automático (DEA) aplica una descarga en el corazón del paciente e intenta devolverlo a un ritmo normal sólo si detecta una arritmia peligrosa, lo que significa que no es posible aplicar una descarga a alguien que no la necesita.

Si no hay ningún desfibrilador a mano, continúe con la RCP  hasta que lleguen los servicios de emergencia. Una persona que ha sido sometida a descargas eléctricas con un desfibrilador seguirá necesitando tratamiento para el paro cardíaco repentino proporcionado por personal médico; por lo tanto, llamar a los servicios de emergencia es esencial incluso si se tiene acceso a un desfibrilador.

Prevención

El saber cómo prevenir un paro cardíaco repentino depende de si tiene un riesgo alto o bajo de sufrirlo. Si ya ha sufrido un paro cardíaco súbito, su medico puede recomendarle que lleve un desfibrilador implantable. Éste controla sus palpitaciones y aplicará una descarga eléctrica al corazón si detecta un ritmo peligroso.

Si tiene un riesgo elevado de sufrir un paro cardíaco súbito, su medico puede recetarle medicamentos que ayudarán a disminuir las probabilidades de sufrir un infarto, disminuir la tensión arterial y evitar coágulos de sangre. Si cree que puede tener un riesgo elevado y actualmente no toma medicación, acuda a su médico de cabecera.

Para aquellas personas que no tengan factores de riesgo de paro cardíaco repentino, un estilo de vida sano puede reducir las probabilidades de que eso ocurra. Esto requiere:

  • Una dieta sana
  • Ejercicio habitual
  • Mantener un peso sano
  • Gestionar el estrés
  • No fumar

Para la mayoría de nosotros, el vivir un estilo de vida saludable es la mejor forma de reducir las probabilidades de sufrir un paro cardíaco repentino. Sin embargo, si surge la situación, el tener acceso a un desfibrilador puede resultar esencial para la supervivencia de usted, sus compañeros de trabajo, amigos o alumnos.

Para descubrir mas

Para saber más acerca de cómo instalar un desfibrilador en casa, la escuela, lugar de trabajo o en su comunidad, póngase en contacto con nosotros.

Posted on October 15, 2019

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *