Ritmo cardíaco y paro cardíaco súbito


Existen numerosos motivos que pueden ocasionar que una persona sufra un paro cardíaco súbito. Si bien no todos ellos están relacionados con problemas en el funcionamiento del corazón, la mayoría sí lo están. Estas causas se resumen en diferentes ritmos cardíacos – demasiado rápidos, lentos o simplemente irregulares.

Comúnmente, un ritmo cardíaco anormal es desagradable, pero inofensivo. Los médicos normalmente indican que e puede seguir viviendo una vida normal con o sin medicación. Sin embargo, existen algunos casos en que los pacientes necesitan de un tratamiento para prevenir que ocurran eventos más serios.

Para aquellos que quieran saber más acerca de los distintos tipos de ritmos cardíacos y de cómo pueden tratarse, hemos elaborado una práctica guía que les ayudará con este tema.

¿Qué es el ritmo cardíaco?

El ritmo cardíaco es la forma en que el corazón late. Un ECG (electrocardiograma) puede determinar si es normal o anormal y, en función del resultado, si es posible que necesite de tratamientos subsecuentes en el futuro. Los ritmos anormales se conocen como arritmias – o en ocasiones disritmias cardíacas – y se presentan bajo diferentes tipos y con varios síntomas.

¿Cuáles son los tipos de ritmos cardíacos?

Existen numerosos tipos de patologías de ritmo cardíaco, de los más leves a aquellos que son potencialmente mortales. Algunos de los tipos de arritmia más comunes incluyen:

  • Fibrilación Arterial– el tipo más común de arritmia y que se produce cuando el corazón late de forma irregular y más rápida que lo habitual
  • Fibrilación Ventricular– el corazón late con pulsos eléctricos rápidos y erráticos. Esto provoca que las cámaras de bombeo del corazón (los ventrículos) tiemblen inútilmente, en lugar de bombear sangre. Existen numerosos precursores de la fibrilación ventricular, incluyendo las enfermedades coronarias.
  • Taquicardia Ventricular– señales eléctricas anormales en los ventrículos que causan que el corazón lata más rápido de lo normal, normalmente 100 o más latidos por minuto, de forma no sincronizada con las cámaras superiores.
  • Braquicardia – cuando el corazón late más lento de lo normal
  • Bloqueo coronario – con esto, el corazón late más lento y puede ocasionar un colapso
  • Taquicardia supraventricular – se origina en las cámaras superiores del corazón, y los pacientes experimentan latidos anormalmente rápidos

¿Qué ritmo cardíaco es más probable que provoque un paro cardíaco?

Entre los distintos tipos de ritmos cardíacos, el que es más probable que ocasione un paro cardíaco súbito es la Fibrilación Ventricular. Se trata de la forma más peligrosa de arritmia y es una condición que provoque una actividad eléctrica desorganizada en el corazón – lo que significa que se agita en lugar de bombear. La Fibrilación Ventricular lleva a una pérdida de conciencia, lo que puede significar un paro cardíaco súbito.

La Fibrilación Ventricular puede estar causada por numerosos condicionantes – como una enfermedad coronaria, una enfermedad en las válvulas del corazón y un Síndrome del QT largo.

¿Qué sucede si alguien entra en Parada Cardíaca Súbita?

Si alguien experimenta un paro cardíaco súbito, debido a su ritmo cardíaco o por otra razón, debe llamar a Emergencias y comenzar la RCP de inmediato. Debe solicitar el desfibrilador más cercano, ya que ello incrementará de forma importante las posibilidades de supervivencia de la víctima.

Un (desfibrilador externo automatizado) controlará el ritmo cardíaco del paciente e intentará llevarlo a un estado normal utilizando descargas eléctricas. El desfibrilador generará dichas descargas si detecta arritmia, de forma que no hay peligro de electrocutar a alguien por accidente.

¿Cómo sé si tengo problemas en el ritmo cardíaco?

Puede que haya estado experimentando algunos síntomas preocupantes acerca del ritmo cardíaco. Éstos pueden incluir palpitaciones, mareos, desmayos y desvanecimientos. Si ha experimentado algunos de estos síntomas, deberá acudir a su médico. Éste podrá derivarle a un especialista para la elaboración de un ECG y revisar su actividad coronaria eléctrica.

¿Cómo puede gestionarse el ritmo cardíaco?

Si se le ha diagnosticado un problema con su ritmo cardíaco, su medico le enviará a un especialista quien le ayudará con la gestión diaria.

El especialista realizará procedimientos de diagnóstico para determinar el tipo de patología que corresponda. Esto puede incluir un monitoreo Holter – que requiere llevar un dispositivo durante 24 horas – una prueba Tilt para reproducir las causas de sus desvanecimientos, o incluso una cirugía de perforación para localizar y tratar la causa de su patología de ritmo cardíaco.

Los tratamientos aplicables varían dependiendo del tipo de patología que se le haya diagnosticado, si bien pueden incluir la implantación de un marcapasos, un dispositivo desfibrilador, o terapia para fallos cardíacos.

Contacto

Un desfibrilador puede reducir significativamente el riesgo de muerte debido a un paro cardíaco súbito. Para mayor información acerca de cómo conseguir un DEA para su escuela o lugar de trabajo, contacte con nuestro equipo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *