Barcelona, 3 ene (EFE).- Un desfibrilador automático instalado en el campo municipal de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) ha sido hoy determinante para salvar la vida de un joven de 16 años que ha perdido el conocimiento durante un partido de fútbol amistoso, lejos de donde se jugaba la pelota.

Según ha informado TV3, los hechos han ocurrido cuando se estaba disputando un partido y un joven ha caído al suelo, sin conocimiento, lo que ha provocado que el médico de su equipo y otras personas que estaban allí lo hayan atendido, sin que respondiera a los estímulos.

Por este motivo, han optado por utilizar el desfibrilador automático que hay en el lugar, que ha detectado que el corazón del jugador podía presentar una fibrilación ventricular, aplicando una descarga eléctrica.

A partir de la descarga, el futbolista ha respondido y al llegar una ambulancia diez minutos más tarde se ha constatado que el chico estaba consciente y ha sido trasladado a un centro hospitalario.

Allí, donde el joven permanece ingresado fuera de peligro, han determinado que ha tenido un problema muy grave y que el desfibrilador le ha salvado la vida.

Artículo del periódico “La Vanguardia”